X

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.

Síguenos

Webcam LasalaHotel Lasala Plaza Hotel Youtube Lasala Plaza Hotel Facebook Lasala Plaza Hotel Instagram Lasala Plaza Hotel Twitter Lasala Plaza Hotel Lasala Plaza Hotel

Síguenos

Webcam LasalaHotel Lasala Plaza Hotel Youtube Lasala Plaza Hotel Facebook Lasala Plaza Hotel Instagram Lasala Plaza Hotel Twitter Lasala Plaza Hotel
Reserva ahora
Cerrar

Mejor precio garantizado

Desayuno a mejor precio

Late check-out gratuito

Hasta las 13h00 (a confirmar bajo disponibilidad)

20 de enero: la ciudad se llena de música

Cada 20 de enero, a las 00.00 horas, la mirada de todos los donostiarras, y de quienes nos visitan, se dirige hacia la Plaza de la Constitución. Allí, ante miles de personas cargadas de ilusión y preparadas para 24 horas de fiesta ininterrumpida, los integrantes de la Sociedad Gaztelubide, con su Tambor Mayor al mando, disfrutan del privilegio de dar comienzo al día más importante del año para la ciudad. A medianoche, cuando suenan las campanas que anuncian el inicio del nuevo día y con la interpretación de la Marcha de San Sebastián, la alegría se desborda por todos los rincones.

El origen de esta llamativa y especial celebración se remonta a la década de los años treinta del siglo XIX,  cuando se instauró la tradición de recorrer las calles donostiarras, durante el día del patrón, ataviados con uniformes similares a los que vestían las tropas francesas e inglesas durante la guerra que terminó incendiando la ciudad en 1813.

En la actualidad, la tamborrada donostiarra cuenta con un total de 147 compañías y 18.399 participantes que se encargan de expandir la alegría y el colorido por todos los lugares a lo largo del día. Cada compañía está integrada por un grupo de tambores y barriles, que junto con la banda de música y dirigidos por el Tambor Mayor, son los encargados de hacer sonar las marchas compuestas por el insigne músico local Raimundo Sarriegui. Pero también es vital la participación de las cantineras, gastadores y abanderados que se encargan de animar a todas las personas que se acercan a verles. Unos espectadores que en muchos casos lo hacen provistos de sus propios tambores o barriles para poder unirse a una fiesta que tiene sitio para todos.

Cada barrio de Donostia cuenta con varias tamborradas que, con diferentes horarios, hacen que todos los rinconcitos de la ciudad se impregnen del ambiente especial que siempre acompaña a este día. Aunque cabe destacar que es en la Parte Vieja donde se concentra un mayor número de ellas. Es por ello que es la ubicación del Lasala Plaza Hotel, a tan solo 4 minutos a pie de la Plaza de la Constitución,  lo que lo convierte en un lugar privilegiado en el que poder alojarse disfrutando y conociendo de cerca el día grande de la capital guipuzcoana. Asimismo, nuestros huéspedes tendrán la oportunidad de deleitarse con la gastronomía y belleza de una ciudad admirada en todo el mundo.

Los niños, también protagonistas

Otro de los momentos más especiales de este intenso día es la celebración de la Tamborrada Infantil, que desfiló por las calles de la capital guipuzcoana por primera vez en 1961.  Tiene lugar a partir de las 12 del mediodía del día 20 y allí, más de 5000 niños y niñas de primaria de los diferentes colegios de la localidad se juntan en los jardines de Alderdi Eder para, divididos por centros educativos, recorrer en un colorido desfile las calles del centro al son de las marchas de Sarriegui. Se trata, sin duda alguna, de un momento emocionante que los más jóvenes de nuestras casas, así como sus familiares, esperan con gran ilusión, y que recuerdan durante toda su vida.

A una celebración tan intensa, que cuenta con 24 horas de fiesta ininterrumpida,  no le podía faltar una espectacular ‘traca final’. Por ello, con la llegada otra vez de la media noche, los integrantes de la tamborrada de la Unión Artesana se suben al tablado de la Plaza de la Constitución para, ante la atenta mirada de todos las personas que vuelven a abarrotar la plaza, interpretar por última vez la Marcha de San Sebastián mientras se arría la bandera y se pone punto final al día más importante para todo donostiarra.

Como no podía ser de otro modo, en el Hotel Lasala Plaza también vivimos el día de San Sebastián con mucha ilusión y entusiasmo. Además, este año en colaboración con la tamborrada de la Unión Artesana, hemos preparado una bonita sorpresa de la que desvelaremos más detalles en las próximas fechas, y con la que queremos acercar, más si cabe, un trocito importante de la historia de nuestra ciudad a todos nuestros huéspedes. Entre tanto, y para ir preparándose para un día grande que cada vez está más cerca, es momento de ir afinando tambores y barriles, y calentando voces para entonar bien fuerte aquello de:

 

‘Bagera…

Gu ere bai…

Gu beti pozez,

Beti alai!’

 

‘Aquí estamos…

Nosotros también…

Siempre contentos…

¡siempre alegres!’